Clientes de Abastible conocieron a Christiane Endler